GUIA DE COMPRA DE CALZADO DE MONTAÑA

Estamos seguros que no necesitas que te lo recordemos, pues como senderista sabrás que tus pies son, probablemente, la parte más importante de tu cuerpo. Ellos necesitan un cuidado especial regularmente. No, no se trata de que te froten los pies cada semana ¡aunque si hay alguien en tu vida que esté dispuesto a hacerlo, pues adelante y a disfrutar! Lo que necesitan tus pies es llevar un calzado especialmente diseñado para caminar, que brinde apoyo y comodidad. Esta guía ha sido diseñada para ayudarte a seleccionar el mejor calzado. Léela y llegarás a la tienda seguro de lo que debes comprar. Puedes imprimirla o enviarla por e-mail a tus amigos.

GUIA DE COMPRA DE CALZADO DE MONTAÑA

Características a tener en cuenta para seleccionar tu calzado de montaña

  • IMPERMEABILIDAD

    Hay principalmente dos maneras de hacer una bota impermeable. Una de ellas es con una membrana y la otra es con lo que se conoce como sellado de costuras. Ambas maneras son funcionales y tienen sus ventajas: membranas como Sympatex o eVent tienden a estar garantizadas y tienen una mayor durabilidad, mientras que las botas sólo con sellado de costuras son generalmente más transpirables y un poco más baratas.

  • CORTES

    La piel continúa siendo uno de los mejores materiales por su impermeabilidad, durabilidad y comodidad. Mientras que la malla o tejido abierto aumenta la transpiración del calzado, haciéndolo muchos más cómoda para los meses de sol. Hay tres tipos de piel que se pueden considerar dependiendo del gusto personal: nobuck, tiene una apariencia y una sensación aterciopelada, piel flor cuya apariencia es un poco más lustrosa y lisa, y finalmente, el serraje con un aspecto más duro.

  • SISTEMA DE LAZADO

    El calzado de montaña ideal tendrá un sistema de cordones sólido, durable y de poco peso. Es probable que éste sea de metal inoxidable o termoplástico, pero de cualquier manera permitirá hacer ajustes a lo largo de nuestro viaje. Nuestros pies tienden a hincharse y aumentar su tamaño al final del día, por lo que con algunos cordones de fácil acoplamiento, podemos personalizar el ajuste.

  • AJUSTE Y COMODIDAD

    Aunque el aspecto del producto nos convenza, no hay nada mejor que probarlos y comparar. Una vez que tenemos la bota o zapatilla que nos gusta, o dos, sugerimos probarlas en la tienda. Tenemos que atarlas bien e ir con un calcetín apropiado para que el ajuste sea más realista. Busca productos con plantillas extraíbles, que permiten un mejor ajuste y materiales de revestimiento que absorban la humedad de los pies.

  • CAMBRILLON O ENFRANQUE

    Imagina que nuestro pie es un puente: los pilares son el talón y la parte delantera del pie. Por ello el arco o empeine necesita algún apoyo para evitar su colapso. Por supuesto, nuestros pies no van a colapsar como un puente, pero sin duda nos encontraremos incómodos haciendo largas caminatas si no tenemos un calzado con un buen apoyo. Es el cambrillón o enfranque de la bota el que desempeña un papel de apoyo. La mayoría están hechos de metal, aunque algunas botas lo llevan termo-plástico. Duran lo mismo, pero son mucho más ligeros.

CONSEJOS

  • A la hora de comprar calzado de montaña siempre consideramos aspectos técnicos para seleccionar el modelo correcto, según la actividad que vamos a desarrollar, el tipo de terreno por el que nos vamos a movernos o la temporada del año. Sin embargo, también deberíamos considerar aspectos relacionados con nuestro confort que evitaran que gastemos nuestro dinero en un calzado que no nos viene bien. Te damos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar.
  • LAS DIMENSIONES DE NUESTRO PIE
  • Pruébate el número que calzas habitualmente y uno más para comparar la comodidad y el ajuste entre uno y otro. Si no tienes la seguridad de que el calzado que tienes delante es de la talla adecuada, pruébate otras botas de las mismas características.
  • CUALQUIER DESVIACION SERA UNA DOLORAS TORTURA
  • Comprueba que el talón esté bien calzado, que el dedo gordo no se monta en los demás y que estos se pueden mover (más o menos un centímetro entre el dedo gordo y la puntera) Lo ideal es un cuarto de talla más de la que usa normalmente. Prueba las botas de los dos pies y elije tomando como referencia tu pie más largo. Piensa que cualquier molestia que notemos en la tienda se multiplicará cuando llevemos varias horas andando.
  • COMODIDAD INSTANTANEA
  • Olvídate de una hipotética adaptación. El calzado debe ser cómodo desde el primer momento. Preferiblemente realiza la prueba al final de la tarde cuando los pies están dilatados tras la actividad de la jornada, o bien después de una caminata de 20 minutos. De esta manera, tus pies estarán en las mismas condiciones que después de realizar una marcha corta.
  • LOS CALCETINES
  • Pruébate las botas o zapatillas con el tipo de calcetín que habitualmente usas para caminar o correr. Ten en cuenta que un buen calcetín es primordial para conseguir el máximo rendimiento del calzado.
  • NO ESTRENES BOTAS EN UN RECORRIDO LARGO
  • Asegúrate de llevar tus nuevas botas durante cortos períodos de tiempo antes de una gran excursión. Estarán adaptadas a tus pies y evitarás contratiempos eventuales que pueden surgir en los primeros días de uso.

ALGUNAS SUGERENCIAS

CONSEJOS

  • A la hora de comprar calzado de montaña siempre consideramos aspectos técnicos para seleccionar el modelo correcto, según la actividad que vamos a desarrollar, el tipo de terreno por el que nos vamos a movernos o la temporada del año. Sin embargo, también deberíamos considerar aspectos relacionados con nuestro confort que evitaran que gastemos nuestro dinero en un calzado que no nos viene bien. Te damos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar.
  • LAS DIMENSIONES DE NUESTRO PIE
  • Pruébate el número que calzas habitualmente y uno más para comparar la comodidad y el ajuste entre uno y otro. Si no tienes la seguridad de que el calzado que tienes delante es de la talla adecuada, pruébate otras botas de las mismas características.
  • CUALQUIER DESVIACION SERA UNA DOLORAS TORTURA
  • Comprueba que el talón esté bien calzado, que el dedo gordo no se monta en los demás y que estos se pueden mover (más o menos un centímetro entre el dedo gordo y la puntera) Lo ideal es un cuarto de talla más de la que usa normalmente. Prueba las botas de los dos pies y elije tomando como referencia tu pie más largo. Piensa que cualquier molestia que notemos en la tienda se multiplicará cuando llevemos varias horas andando.
  • COMODIDAD INSTANTANEA
  • Olvídate de una hipotética adaptación. El calzado debe ser cómodo desde el primer momento. Preferiblemente realiza la prueba al final de la tarde cuando los pies están dilatados tras la actividad de la jornada, o bien después de una caminata de 20 minutos. De esta manera, tus pies estarán en las mismas condiciones que después de realizar una marcha corta.
  • LOS CALCETINES
  • Pruébate las botas o zapatillas con el tipo de calcetín que habitualmente usas para caminar o correr. Ten en cuenta que un buen calcetín es primordial para conseguir el máximo rendimiento del calzado.
  • NO ESTRENES BOTAS EN UN RECORRIDO LARGO
  • Asegúrate de llevar tus nuevas botas durante cortos períodos de tiempo antes de una gran excursión. Estarán adaptadas a tus pies y evitarás contratiempos eventuales que pueden surgir en los primeros días de uso.

Checklist

  • IMPERMEABLES ¿Mantienen tus botas el agua lejos de tus pies?
  • ESTABILIDAD ¿Tienen tus botas una suela que proporciona buen agarre y estabilidad?
  • CORTES ¿Has considerado cual material (piel flor, nobuck, serraje, malla) es mejor para ti?
  • SISTEMA DE LAZADO ¿Tienen tus botas un buen sistema de lazado, antióxido, ligero y con cordones resistentes?
  • CONFORT ¿El talón está bien calzado, el dedo gordo no se monta en los demás y estos se pueden mover con facilidad?

CONSEJOS

  • A la hora de comprar calzado de montaña siempre consideramos aspectos técnicos para seleccionar el modelo correcto, según la actividad que vamos a desarrollar, el tipo de terreno por el que nos vamos a movernos o la temporada del año. Sin embargo, también deberíamos considerar aspectos relacionados con nuestro confort que evitaran que gastemos nuestro dinero en un calzado que no nos viene bien. Te damos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar.
  • LAS DIMENSIONES DE NUESTRO PIE
  • Pruébate el número que calzas habitualmente y uno más para comparar la comodidad y el ajuste entre uno y otro. Si no tienes la seguridad de que el calzado que tienes delante es de la talla adecuada, pruébate otras botas de las mismas características.
  • CUALQUIER DESVIACION SERA UNA DOLORAS TORTURA
  • Comprueba que el talón esté bien calzado, que el dedo gordo no se monta en los demás y que estos se pueden mover (más o menos un centímetro entre el dedo gordo y la puntera) Lo ideal es un cuarto de talla más de la que usa normalmente. Prueba las botas de los dos pies y elije tomando como referencia tu pie más largo. Piensa que cualquier molestia que notemos en la tienda se multiplicará cuando llevemos varias horas andando.
  • COMODIDAD INSTANTANEA
  • Olvídate de una hipotética adaptación. El calzado debe ser cómodo desde el primer momento. Preferiblemente realiza la prueba al final de la tarde cuando los pies están dilatados tras la actividad de la jornada, o bien después de una caminata de 20 minutos. De esta manera, tus pies estarán en las mismas condiciones que después de realizar una marcha corta.
  • LOS CALCETINES
  • Pruébate las botas o zapatillas con el tipo de calcetín que habitualmente usas para caminar o correr. Ten en cuenta que un buen calcetín es primordial para conseguir el máximo rendimiento del calzado.
  • NO ESTRENES BOTAS EN UN RECORRIDO LARGO
  • Asegúrate de llevar tus nuevas botas durante cortos períodos de tiempo antes de una gran excursión. Estarán adaptadas a tus pies y evitarás contratiempos eventuales que pueden surgir en los primeros días de uso.

¿Dónde Compra?

  • Busca en nuestra sección ¿Dónde Comprar? Allí podrás ubicar todos los puntos de venta Hi-Tec. Seguro tienes uno muy cerca.

CONSEJOS

  • A la hora de comprar calzado de montaña siempre consideramos aspectos técnicos para seleccionar el modelo correcto, según la actividad que vamos a desarrollar, el tipo de terreno por el que nos vamos a movernos o la temporada del año. Sin embargo, también deberíamos considerar aspectos relacionados con nuestro confort que evitaran que gastemos nuestro dinero en un calzado que no nos viene bien. Te damos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar.
  • LAS DIMENSIONES DE NUESTRO PIE
  • Pruébate el número que calzas habitualmente y uno más para comparar la comodidad y el ajuste entre uno y otro. Si no tienes la seguridad de que el calzado que tienes delante es de la talla adecuada, pruébate otras botas de las mismas características.
  • CUALQUIER DESVIACION SERA UNA DOLORAS TORTURA
  • Comprueba que el talón esté bien calzado, que el dedo gordo no se monta en los demás y que estos se pueden mover (más o menos un centímetro entre el dedo gordo y la puntera) Lo ideal es un cuarto de talla más de la que usa normalmente. Prueba las botas de los dos pies y elije tomando como referencia tu pie más largo. Piensa que cualquier molestia que notemos en la tienda se multiplicará cuando llevemos varias horas andando.
  • COMODIDAD INSTANTANEA
  • Olvídate de una hipotética adaptación. El calzado debe ser cómodo desde el primer momento. Preferiblemente realiza la prueba al final de la tarde cuando los pies están dilatados tras la actividad de la jornada, o bien después de una caminata de 20 minutos. De esta manera, tus pies estarán en las mismas condiciones que después de realizar una marcha corta.
  • LOS CALCETINES
  • Pruébate las botas o zapatillas con el tipo de calcetín que habitualmente usas para caminar o correr. Ten en cuenta que un buen calcetín es primordial para conseguir el máximo rendimiento del calzado.
  • NO ESTRENES BOTAS EN UN RECORRIDO LARGO
  • Asegúrate de llevar tus nuevas botas durante cortos períodos de tiempo antes de una gran excursión. Estarán adaptadas a tus pies y evitarás contratiempos eventuales que pueden surgir en los primeros días de uso.